dimarts, 10 de desembre de 2013

NO ME RESIGNO


Hace unos días inicié mi colaboración en un campus solidario cuyo objetivo consistía en dar instrucción financiera a una comunidad de Ecuador. No hace falta que os comente que los nervios estaban a flor de piel y máxime cuando era la primera vez que me sumergía en el mundo de las videoconferencias, os he de confesar que temía no estar a la altura que se merecían.
Llegó la hora, equipo preparado, altavoces, apuntes, libro y….. el servidor se cae. Mi frustración fue total, sin embargo no me desanimé y dediqué tiempo a mejorar mi conferencia que se pospuso una semana. Llegó el momento e intenté dar lo mejor de mí mismo. No os podéis imaginar lo agradecidos que fueron y como, a pesar de todo, estaban más que satisfechos con la clase que les impartí (os confieso que en algún momento fue manifiestamente mejorable)




Os quiero hacer partícipes de esta experiencia porque una de las mayores satisfacciones que podemos tener se experimenta cuando ayudamos a alguien. No os habéis preguntado cómo ante un accidente grave de un desconocido rápidamente nos brindamos a ayudarle? Ese motorista, conductor, viandante etc.

Estas líneas van dedicadas a vosotros, los jóvenes. Sois los que debéis dar sentido a nuestra sociedad, sois el futuro y, NO ME RESIGNO Y ESPERO NO RESIGNARME NUNCA, en creer que no sois solidarios, que os mueve solamente vuestro propio interés, que tenéis un alma insensible al dolor ajeno, si fuera así, sólo cabría decir que hemos fracasado.
Hemos de reconocer que los tiempos no son fáciles, las situaciones de desempleo e inseguridad laboral están azotando a muchas familias. Ello nos debe motivar todavía más. Dediquemos algo de nuestro tiempo a ayudar a personas que lo necesitan, no desviemos la mirada pretendiendo ignorar lo mucho que podemos hacer. No se nos pide grandes hazañas y sí pequeños gestos que, no solamente serán bienvenidos, sino que nos permitirán las mayores satisfacciones personales. No tengáis vergüenza por ser solidarios, deberéis estar orgullosos. No escondáis vuestras acciones porque todas ellas serán dignas de mención.
Debemos creer en vosotros, os debemos ayudar,  os debemos enseñar todo aquello que con el paso de los años hemos ido adquiriendo porque seguro que nos será devuelto con creces.
No me cansaré en decir que el futuro está en vuestras manos, no os resignéis porque yo no me voy a resignar. Es cierto que penséis que no hemos sido buen ejemplo, que sois responsables de encontraros con un mundo que en ocasiones es tan insolidario, pero sí podréis cambiarlo.
Para acabar me gustaría dejaros con un pequeño vídeo  que nos fue presentado por un alumno de ciclos a la hora de presentar una acción solidaria que debo reconocer que me ha impactado y que seguro que a vosotros también os impactará y os hará reflexionar




Un saludo y aprovecho estas líneas para desearos Feliz Navidad y Feliz Año 2014

Ricardo Llopart
Director Ciclos Pàlcam

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada